Cámaras termográficas

Una acción eficaz para evitar contagios innecesarios es el control de acceso de posibles portadores del virus con la ayuda de una cámara térmica, la cual convierte la radiación IR emitida por los objetos o personas con temperaturas superiores al cero absoluto en una imagen gráfica y mide la temperatura de forma precisa.

Gracias a las mediciones en tiempo real, el sistema nos permite configurar alertas basadas en la detección de temperatura anormal.

Cuando el sistema detecta un objeto en la imagen que supera los 38º C, se lanza un aviso acústico a un PC o un sistema de alarmas que activará el protocolo pertinente.

SOLICITAR INFORMACIÓN


He leído y acepto el Aviso Legal y la Política de Privacidad.

Acepto recibir la información que la entidad considere oportuno enviarme por correo electrónico o medio de comunicación electrónica equivalente. (Es posible darse de baja en cualquier momento).